domingo, 11 de noviembre de 2018

Susurradores y susurradoras

    La semana pasada concluyeron los "Susurradores y susurradoras de cuentos"; el alumnado de tercero de la ESO estuvo contando microrrelatos escritos por mujeres en el marco de la conmemoración del Día de las escritoras. Con esta actividad, el Departamento de Lengua castellana y literatura, ha querido destacar la literatura creada por mujeres y que, en muchas ocasiones y en ciertos periodos históricos, ha sido invisibilizada, silenciada e, incluso, relegada al olvido.
    Microcuentos de  Ana María Matute, Paula Carballeira, Cristina Peri Rossi... resonaron en nuestros pasillos e hicieron las delicias de quienes escuchaban. Entre estos pequeños relatos, muchos hacían referencias a temas de Igualdad como los que nos regalaron Nerea Rodríguez Quintero y Yago Varela Sáenz de Cenzano que rompen  con los estereotipos de género, ambos cuentos son ganadores de concursos de microrrelatos: 

"Pares e impares" de Carmen Escobar
    Me levanto temprano, preparo la ropa y los desayunos de las niñas. Me visto, me tomo un café y llevo a las niñas al cole antes de irme al trabajo. Cuando vuelvo las recojo, comemos, se recoge la cocina, se pone la lavadora, se plancha y se limpia. Llevo a las niñas a inglés y a música. Voy al gimnasio. Recojo a mis hijas y nos vamos a casa. Duchas, cenas, lectura y a dormir. Por fin ha terminado el miércoles.
    Por cierto, me llamo Manolo y me toca hacer todo esto los días impares de la semana. Ana, mi mujer, lo hace los pares. Los dos trabajamos fuera y dentro, y nos queda tiempo para amarnos.

"Cómo ha cambiado el cuento" de Beatriz Domínguez Palarea
    Érase una vez un grupo de viejas e ilustres amigas que se reunieron para contarse sus logros y sus vidas. Cenicienta les contó que se hizo arquitecta. Porque en lugar de limpiar castillos, prefiere construirlos. Blancanieves, que según los enanitos es una rompe corazones, optó por hacerse cardióloga. Caperucita se hizo miembro del Parlamento Europeo. Y ya no teme a ningún lobo. La Bella Durmiente, que llevaba cien años durmiendo, se quedó asombrada con la igualdad y los éxitos conseguidos por las mujeres. Y le pareció un sueño que por fin haya cambiado el cuento.

  En el centro, además, contamos con alumnado con gran talento para literatura. Aquí les presentamos un microcuento de Julia Ventura Acevedo: 
"Fundamentos"
    Sus pies golpeaban el suelo al ritmo del reloj de pared, que le alertaba de que la luna había llegado al número doce y ya no tenía que esperar más minutos para situarse en lo alto del cielo. Volvió a ponerse la capucha con los insultos entre dientes, después de que un policía se la hubiese quitado antes de llevarla a comisaría, y le pegó una patada a la silla de al lado. Fue solo un toque, un impulso de rabia, lo que puso nerviosa a la señora de la otra esquina. Esta soltó una exclamación fingida, más por llamar la atención que por indignación moral, y susurró: ¡Fuerte fundamento!
       La chica de la capucha rio. Fundamentos. Que se lo dijeran a ella, que había acabado detenida solo por levantar un cartel violeta con la palabra “libertad”.

¡Agradecemos a tercero su implicación en la actividad, así como a todas las personas que participaron escuchando y apoyando a nuestro alumnado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario